viernes, 10 de octubre de 2008

Afroiberoamericanos...Afrodescendientes Europeos. La negación de su historia como base de subsistencia



Por. Luis A. Alarcón Valencia.

PROCLAMA DEL PERDON POR LA ESCLAVITUD Y SU TRATA - REINO DE ESPAÑA.


Algo menos de doscientos millones de afro iberoamericanos pululan el continente Americano y las islas del Caribe. Han transcurrido casi seis siglos desde que se tiene noción más o menos precisa del inicio de la trata y el comercio de esclavos. La mayor parte de los historiadores argumentaron que fueron cerca de 30 millones de personas secuestradas en África a lo largo y ancho del continente, y para el transporte de estos seres humanos, al menos se necesitaron unos setenta mil viajes en la triangulación comercial sin precedente en la historia; holocausto negro, crimen de lesa humanidad.

Dentro de poco celebraremos el 60 Aniversario de la Proclama de los Derechos Humanos Universales, declarados a consecuencia del impacto desgarrador de la segunda guerra mundial y la consumación del holocausto Judío. Y muchos reflexionamos acerca de qué hace especial este magno evento si la legitimidad del mismo no contribuye a transformar la mentira en verdad. Una mentira europea de inferioridad que perpetúa a los negros a una condición social de invisibilidad, racismo, discriminación y negrofobia en las esferas políticas, sociales, culturales y económicas en los países del mundo.

Para la flamante Europa de las naciones, (Derechos Humanos, Ciudadanía Universal, Derechos Civiles, Sociales, Libertades, Igualdad, Equidad y Justicia), la persona negra no es más que una figura insignificante, transitoria en el escenario de la vida. Los negros observamos como sujetos pasivos a la Europa modélica "inclusiva" que lucha por dignificar y reconocer la vida y la diversidad cultural y religiosa de unos y menosprecia a otros; en este caso a la comunidad negra, su diáspora y africanodescendientes a quienes elude tipificar en su constitución.

La Europa de los Derechos resta importancia al papel de los negros como personas intrínsecas en su devenir histórico, en la construcción de su presente y su futuro. Nos relega simplemente a denominarnos como inmigrantes, y en sus tratados internacionales se refiere o alude a los negros como aquellas personas por razones de raza o color de piel, negando inclusive el reconocimiento al nombre de la comunidad negra.

La persona negra, afecta a todas las represiones, a todas las negaciones, a la asimilación y negación de su propia historia, a todos los tutelajes, a la suplantación y a la morbosa ridiculización con la cual se le presenta en las fantasmagóricas campañas de solidaridad, uso exacerbado de imágenes peyorativas y degradantes de la infancia y la población negra, inadecuado lenguaje al utilizar el término negro y relacionarlo con todo lo adverso, dan esa idea de la persona negra digna de lastima y compasión, condenada a la mendicidad, maltratada por todos, ignoradas por todos y manipulada por todos.

La Europa pro indigenista vende muy bien sus argumentos de bondad, caridad, Paz y solidaridad universal ignorando por todos los medios la cruda realidad a la cual ha condenado durante siglos a todos aquellos a quienes como diáspora diseminó en todos los rincones de las Américas y el Caribe bajo el comercio de la explotación en calidad de esclavos a los hombres y sometió al abuso sexual a la mujeres negras dando una población mestiza que pueblan de forma invisible y estigmatizada el mundo.

Hoy las generaciones herederas de la huella imborrable del dolor de la explotación, la esclavitud y los abusos, estamos sometidos a la crueldad del racismo y la negrofobia en Europa, clamamos "UN GESTO HUMANO" Proclama del Perdón del reino de España a la Comunidad Negra por la esclavitud y su Trata tal cual lo han llevado a cabo en reconocimiento a su craso error de humillación y masacre, el Estado de Virginia en los EEUU, Inglaterra, Francia y el Vaticano, estableciendo verdaderos cauces para el reconocimiento, la visibilidad y empoderamiento de los afro iberoamericanos, africanodescendientes europeos.

Invitamos a España a convertirse en modelo ejemplificante, a realizar un proceso de revisión endogámico con el apoyo de las fuerzas vivas.

Resulta paradójico que en España se creen organismos y observatorios contra el racismo y a los negros victimas directas del odio y del nazismo en España, se les excluya con la legitimidad otorgada al racismo institucional. Mirar el espejo de la realidad de la historia negra con la dignidad que se merecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario